11 de agosto de 2008

Requisitoria fiscal

Qué lindo, un "Todo Shakespeare"; andá a saber cuándo lo termino. Me lo prestó una amiga que ahora lee Liliana Bodoc, alguien -mi amiga- a quien conozco de hace, calculábamos, 20 años. Y nos sabemos de memoria: por más que nos malentendemos muchas veces -casi que necesariamente-, hay cierto confort en mirar su rostro y saberlo, hay cierto bienestar (incluso espiritual) en agradarle. No soy amigo fiel, sino de siempre.

Tapas azules, 2 tomos, 2 columnas (la Biblia, bah), hojeo la intro del traductor. Gallegazo palmario, con la retórica al uso, esa erudita y medio floreada. Estoy decidiendo si leeré las notas al pie o si me castigaré con el texto purito: cada alternativa tiene lo suyo. Lo mío: seguir leyendo. Días inacabables de ser libresco: desayunar con libros, destinar la vigilia a los mismos, nunca soñar con ellos.

Fumo, claro. Me doy con Esplendor. Me tiro un pedo: largo, vibroso. Felisa toma agua de la bacha. Pasó el Día del Niño, no vi a ninguno de los de los parientes. Míos, no hay; tendría que chistearme alguito.

Ahora hay un nuevo Word cuyo formato no entiende el Writer 2.2. No quiero proselitear, pero tampoco me jodan a mí. Toso carraspeando: padezco mis 13 años de tabaco (¡la yeta!), por fin, al cabo. Felisa me mordisquea suavemente, juguetona, la pantorrilla desnuda, y luego corre, loca: comienza su jornada. Yo todavía me desperezo: las 7 horas de sueño, no estoy acostumbrado.

Fumo: es una afirmación, no sólo proposicional. Antes de hacerlo, escribí varias cositas con "alguien fuma" o similar: admiración del gesto, de la pose, de cómo se dispone un cuerpo dado a la hora de ¿argumentar? un cigarrillo. Será la publicidad, será alguien muy remoto, será una imagen firme: la cosa es que quedó. Fumo: y me maravillo.

4 comentarios:

  1. Y el perfume del tabaco impregnando la ropa, el pelo, los libros.
    Fija que el gallegazo es Astrana Marín. No se aflija, hay peores.
    Saludos (siempre se lo lee con agrado).

    ResponderEliminar
  2. Hola, ojaral, ¿qué tal? Gracias por el acuse de recepción (forma pomposa de decir: buenísimo que me leas).

    Lo del perfume del tabaco, bueno, de eso saben más los no fumadores; a uno, con el paso del tiempo, le queda sólo una sospecha de cómo era. Sólo pocos puchos se sienten; lo llamativo es el humo de los otros. Pero los no fumadores sí que te lo hacen saber: "se nota que fumás", y, para sí o tirándotelo a la cara: "¡qué asquete!".

    Astrana Marín, el profe ampuloso. Bien que los conozco a los gallegos. Siempre tuve el prurito de leer en el original; y los libros de un peso de cuando era joven eran muchas veces bodrios gallegos (la "sopa fría" de la que habla Cortázar).

    Puse tu blog en el Google Reader. Prometo lectura.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que te puede llegar a interesar, Tam.
    Check it:

    http://shakespeareobra.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Lavi. :) Después te comento.

    ResponderEliminar

Micrófono abierto a las voces del alma de turno.