19 de octubre de 2008

Lecturas consistentes

Las ocho y media, acá. Felisa descansa en una de las dos sillas verdes -muebles de estancia, cinturón verde, partimos heredando ligeramente-, y medita su preñez primera, y no maúlla. Pongo Art Pepper, que tanto me fascina. Mate lavado, puras Invasiones Inglesas, pies sucios y descalzos -lejos las ojotas, calorcito agradable-, y miro la luz callada de la sala: sala de comer, sala de internetear, y de leer y escribir, y de recibir.

Estoy leyendo Víctor Hugo -La légende des siécles- y La disparition, del graciosísimo y funambulesco Georges Perec. En el segundo encuentro, revirado -reescrito, sin usar la e-, un poema del primero -"Booz endormi"-. No me sorprendo por la casualidad, sino que aprovecho para releer a partir de ese azar. Pérec también reescribe, entre otras cosas, La invención de Morel, atribuyéndoselo a Isidro Parodi o a Bustos "Domaicq".

Pero no es que Perec sustituya sistemáticamente "e" por "ai" o cosa así. El guaso, por ejemplo, se ve obligado a utilizar la asíndeton: no puede escribir la conjunción copulativa, por esa restricción "formal" (adjetivemos; o digamos: oulipiana).

Los versos de Víctor Hugo son tan buenos... Da envidia, ver cómo calzan tan, tan fluidamente sentido con rima y métrica. Por ahí estemos en una época bárbara y facilista; o estamos inmersos en la marea de los poetas mil, y, como leemos mucho, nos acostumbramos a lo mediocre. Del pasado se va cribando la cosa. El presente, sobre todo con internet, es gran quilombo; ¿habrá sido siempre así: lo bueno en medio de lo truchex?

Esto se presta al apaleaje, lo sé. Pienso en que voy a tener que hacer de comer, y que antes voy a tener que lavar todos los cacharros sucios que quedaron de la barahúnda de ayer. Qué pedazo de swing que tiene Art Pepper. En el tema que escucho ahora, toca el clarinete y la vida es buena, no sé si noble ni sagrada, pero estimulante y divertida. "Algo... llevadero."

3 comentarios:

  1. Hola Pablo:

    Felicidades por Felisa (su preñez primera y no última te aseguro). Eres un gran lector, tenía dudas de quién era Perec porque lo oí mentar en un libro de un español y no sabía bien de quién se trataba, esa cuestión de cambiar el /ai/ por la /e/ es un quilombo pero yo creo que lo asoció al sonido del fonema como tal. Espero que estés muy bien, yo ahorita escuchando un poco de latin jazz, qué bonito. Ahhh felicidades por tu libro venidero. Un gran abrazo.

    Lili :)

    ResponderEliminar
  2. Sin duda es una epoca facilista. En poesia y en todo tipo de arte.
    Cualquier cosa es llamada artistica. Yo pienso que es para darles el gusto a los "artistas"; porque es más importante la persona que la obra, al fin y al cabo.
    No sé si se me entiende: Las "obras de arte" de calidad son siempre escasas, en cualquier época; pero nunca faltan. "Artistas", en cambio, sobran, en cualquier época (el tiempo los va acomodando). Y la cosa es que todos tienen derecho a sentirse "artistas" si lo desean(de ahí a que lo sean es otro tema).
    Sin embargo, debido a las características de nuestros tiempos -con toda la parafernalia comunicacional, la internet y etc.- nunca como ahora sobra tanta mediocridad.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Li, por la visitita. Felisa se hincha a ojos vistas. ¿Querés un gatito? Besos.

    Sí, anónimo, ahora es la época en que el artista es, él mismo, la obra de arte. Me pongo a pensar, de repente, en los libros editados en 1973 -año en que nací-, y que probablemente durarán más que yo. - Gracias por la lectura.

    ResponderEliminar

Micrófono abierto a las voces del alma de turno.