5 de enero de 2009

Quesillos, esa curva, bulón de alcance

Esto porteño, morbo, me voy decontramareando, La Noticia Del Frente (LNDF), sabés que las imágenes, las voces, todo aceptado, y ves inmune, el mundo no te toca; pero: pasa la fiebre, te sensibilizás, terror en voces, sereno el Arcipreste ya no señala, tengo que deletrear toda esta bajada continua de mass-media, violencia de la atroz y la sistemática, la más importante, calorón en la Capi, qué tu agujero, Gaia, qué tu superficie localizando, qué de los satélites que telecomandan, y "Gracias por fumar", eso que Unheimlich de escena o consigna del después, "los celulares", digo, los teléfonos móviles, todos: masajeados gozosamente por los taps a la manopla de sentido, de la comunicación, unas cadenas, otras cadenas, mareo voluptuoso, dura la cosa a lo esquizo, esquizoanálisis delirante de la "Rumbos" posible, facticidad de alcance, baja la línea, los EUA timorratean un tiempo no universal, localizado, el morbo.

Tipeo el deconsciente, palabra a las dos voces alternantes, que no combate, necesidad de palabra propia, necesidad no de responder sino de... - Mi mate es Andrecito, todavía, los del '70 nombres, se ven los Falcon deambulando de acá para allá en la neo-seguridad de la Sociedad Actuante, respiro un poco, me budizo o zeniceo, me acuaringajeo el tap tap de mi viejo amigo, ya va por los 40, en qué andará, primeras notas antes de su desarrollo, eruto un leve, diseño las comparsas con pasito, esa armenia de la simpática, la arquitecta, noticia para la de Croacia, la doblemente transplantada, "¡gracias, incucai!", foto que no veré, "que no quiero verla", fotografiar no sé cuántos niños adiós asesinados, cómo escribo lo cual, me canso el morbo, lo tapeo, lo tapeo, Secretaria de Comunicaciones hackeada, ¿un humorista?, las noticias, libro mi hermano, poor flowers!

(...)

Toso, degallo, trago, que no esputo, porque: el pediatra familiar decía: "¡escupa!", no salto al primer año, salto a la visita, las aceitunas y el Usted, música, el descanso de dicho bombardeo, pero: de palabras continuas, dijo Mafalda: primero fue la ametralladora y luego la máquina de escribir, me acuerdo un Nietzsche que narraron, le regalaron una maquinola hacia el final, McLuhan y lo de Gutenberg, pues embarcarse, Kurupí, el continuum.

Público/Privado. Como si el Estado ni la Iglesia tuvieran en cuenta ese detalle conceptual Moderno. En fin.

2 comentarios:

  1. Pero yo soy porteña! Uso bobo muy inocentemente! Seguí.. Pablo!

    ResponderEliminar
  2. Mmmmh, Mocosa... No, no me enojo mal con la porteñidá. Últimamente me encantando tanto -oyendo taaanta radio- que hasta me sale un acentito tilingo mal pero de alcance.

    ¡Y qué macana! Porque, mezclado con el Córdoba, a veces me dicen: "pero, caésn, ¿cuál es su pozo?". Cosas veredes, Sancha amiga. :p

    Y hay cuestión "sentimental" de fondo con los bobos, o más bien con los Boo Boo's. Por eso...

    Gracias por leer, por comentar. :)

    ResponderEliminar

Micrófono abierto a las voces del alma de turno.